top of page
  • Foto del escritorDe Pura Casta Web

DESPUÉS DE CASI 30 AÑOS: NUEVAMENTE UN “BASTONITO” HACE VIBRAR A MADRID


Foto: Plaza 1


Tercera corrida de la feria de San Isidro en Madrid, tarde de emociones que no llegó a concretarse con el triunfo, pero que nos regaló un festival de bravura con un quinto toro excepcional de Baltasar Iban, que esta tarde no mostró un encierro parejo; muy en la línea Contreras algunos que fueron protestados por el público de salida, y que tuvieron un juego desigual. Dos de ellos llevaban nombres históricos: Santanero y Bastonito.


Abrió plaza Ernesto Javier “El Calita”, con el toro de nombre “Camarita”, un colorado ojo de perdiz, muy serio de salida, se emplea bien en el capote del mexicano. Buen juego en el caballo, hace un quite por delantales Francisco de Manuel. El toro se va quedando corto y mira a tablas. En la muleta Calita busca sacarlo de su querencia y llevarlo a los medios; no tiene una embestida armoniosa y mide mucho. Calita sigue provocando la embestida, pero el toro se defiende y se empieza a sentir el peligro. Deja una media caída, tiene que recurrir al descabello con el que no estuvo fino, escuchando un aviso.

El cuarto salió sin emplearse ni humillar, pasando momentos de tensión en la suerte de varas y en banderillas donde se para y es reacio al cite, teniendo que pasar varias veces los de plata ante un toro que los tenía medidos. No tuvo opción alguna en la muleta, el toro estaba parado, busco arrimarse, rozando su cuerpo con los pitones del animal, pero no había agua en ese pozo. Deja una estocada baja, llevándose un golpe de asta en el pecho.

 

Francisco de Manuel recibió al segundo de la tarde, “Saltillo”, con las hechuras muy en el encaste Contreras que no gustó al publico que protestó a su salida. Tiene codicia en el capote y va con mucha bravura a la cita con el diestro. Vistosa la primera vara, con el toro metiendo los riñones, pero la segunda cae trasera y se siente el toro que va perdiendo mucha sangre. Francisco de Manuel se muestra entregado, sabe que el toro tiene cualidades e inicia la faena por doblones. Protesta el toro al final de los lances y empieza a venirse a menos. Algunos muletazos buenos por el lado derecho, pero no llega a los tendidos que se muestran fríos. Entra a matar dejando la espada desprendida. Suena el aviso. No acierta con el descabello, dejando varios golpes que molestan al respetable.

No hay quinto malo, dicen los viejos adagios. Este era especial, se llamaba “Bastonito” Nº 35, negro salpicado de capa, sin las hechuras características de la ganadería, pero que sin duda hoy ha dejado huella en la historia de Las Ventas. Hace casi 30 años, el 7 de junio de 1994, un toro del mismo nombre y del mismo hierro  resultó ser uno de los toros más bravos y fieros lidiados en Madrid y al que tuvo que hacer frente el maestro colombiano César Rincón que aquella tarde se mostró heroico, poniéndose a merced del astado, entrando a matar con suma verdad, dejando una entera, no sin antes llevarse una fea cogida del animal que se sintió rápido y rodó sin puntilla, lo cual le valió una oreja. Este “Bastonito” del nuevo siglo entró con mucha humillación al percal de Francisco de Manuel, que lo fue midiendo y encontrándole cualidades. Un espectáculo en el tercio de varas, arrancándose pronto en ambas citas. Ya en la faena el diestro lo espera de hinojos en los medios, llevándolo templado por el pitón derecho y rematando con soberbio pase del desdén. El toro es extraordinario, humilla bien por ambos pitones, denota su bravura y su casta, lo cual no significa que fuera fácil, ya que Francisco de Manuel tenía que poner a altura de un toro de esa categoría, teniendo que agradar al público madrileño. Lamentablemente las series no tuvieron ni el peso ni la calidad que el toro merecía, pero si llegaron a ser respondidas por el público. Nuevamente un ejemplar de Baltasar Iban que pasará a la historia. El momento de la verdad, deja una estocada perpendicular que no hace efecto rápido, el público se impacienta, suena el aviso y tiene que ir por la espada de cruceta, suena otro aviso. El toro cae. Suenan las palmas para la labor del torero y una contundente ovación para el toro que se va con las orejas puestas y que inexplicablemente el presidente no atiende al llamado de los presentes y no otorga el arrastre lento al toro. ¡Qué lástima!


Álvaro Alarcón fue el tercer espada de la tarde. Sin mucho recorrido su primer toro, no se dejó con el capote. Con la muleta deja series buenas por la derecha, pero el toro no tiene mucho que decir, con la embestida descompuesta y dejando la cara alta. Deja una buena estocada.

El último de la tarde sale con mejores cualidades, se llama “Santanero”, nombre histórico también en la ganadería de Baltasar Iban. Se muestra reacio en el caballo. Se fue apagando pronto, busca el torero prolongar la faena, pero el toro no se lo permite. Deja la espada tendida y trasera. El público aún estaba con la resaca del quinto.

 

Ficha del festejo

Monumental Plaza de Toros Las Ventas - Madrid

Domingo 12 de mayo de 2024

Tercera de la Feria de San Isidro

Casi tres cuartos de entrada

Toros de Baltasar Iban, disparejos de presentación, siendo algunos protestados de salida. Con juego deslucido, poca bravura y escasos de condiciones en general. Extraordinario el quinto.

ERNESTO JAVIER “EL CALITA”: silencio y silencio

FRANCISCO DE MANUEL: silencio y palmas

ÁLVARO ALARCÓN: silencio y silencio

277 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page